martes, 31 de marzo de 2015

¿Qué habrá después?





Me agarro a los barrotes de mi celda

mirando el horizonte, sobre el muro de ladrillos rojos

hace ya tantos años... y ahora, de repente, me dejan ir

y no sé que puedo hacer, mañana es el gran día...



Al cruzar la puerta, el aire es diferente, no sé si podré respirar

tal vez un trabajo, tal vez unos amigos, pero... ¿dónde? me pregunto

y sí alguien me dará esa oportunidad, o me aislaran en soledad...



Me agarro a los barrotes de mi celda

mirando el horizonte sobre el muro de ladrillos rojos

hace tan poco tiempo..., vuelve la tranquilidad

tal vez no esté preparado, tal vez no quieran que los este



Ahora me pregunto si quiero volver a salir

sabiendo que no quiero seguir aquí

es el momento de saber...



Me agarro a los barrotes de mi celda mirando él

horizonte por encima del muro de ladrillos rojos



y me pregunto que habrá después...


La soledad






La soledad

a veces, te ayuda a encontrar algunas respuestas

otras, simplemente, el mundo se detiene




La flor ilumina su entorno


¿Ladrona o solidaria?





Acabo de observar cómo una de las cigüeñas del campanario de Santa María, ha pasado de un nido a otro llevándose en el pico una de las ramas, y me preguntaba...

¿Estará robando a sus vecinos o será una cigüeña solidaria?


sábado, 28 de marzo de 2015

Bajo la gran luz






Ante mi

una mañana

llena de luz

llena de color



A lo lejos

en la distancia

el paraíso

bajo la gran luz



Insurrección



Manolo García y Miguel Ríos


En ruta





Se mezclan las sensaciones...

la inestabilidad es manifiesta

pero... ¿es cosa mía?

quien sabe...



La vida

y las historias que van ocurriendo

te configuran como persona

y crean la realidad



Algo tendré que ver

pero a veces

es como si el sentido

estuviera al otro lado...



Después de pensar y volver a pensar


llego a una conclusión

simplemente

se trata de continuar...



Al otro lado





¿Cómo puedes saber lo que hay al otro lado?


lunes, 23 de marzo de 2015

Los momentos





No es tarea fácil, resurgir tras el paso del tiempo

recuperar el resplandor y dar sentido a tu existencia

hacer aquello para lo que una vez fuiste creado

pero..., todo tiene su tiempo, su momento

y los momentos, nunca son para siempre.



sábado, 21 de marzo de 2015

En automático



El tiempo se detiene...

por unos momentos, es como si no estuvieras ahí

pero...,

¿donde estás?




Recuerdo algunas veces, en mi etapa de Manuel Becerra, volvía a casa por el mismo sitio de siempre, en el coche, rutinariamente, y al llegar, no era consciente de haber pasado por esos lugares...



Después de la tormenta...





La tormenta nos había pillado desprevenidos en el interior del pantano, y la corriente empezaba a provocar una deriva transversal que nos alejaba de la ruta de regreso, cosa que empezó a inquietarnos un poco, pero la maestría y la seguridad que nos transmitía el Capitán, hicieron que nos sintiéramos tranquilos. 

M se había colocado en popa, con la caña, mientras nosotros permanecíamos en la bancada de la bañera, inquietos y expectantes a su mirada y a sus movimientos. Teníamos las velas izadas y la botavara se movía con brusquedad sobre nuestras cabezas, emitiendo una especie de quejidos lastimeros, que sumados al frío viento, y la oscuridad que iban tomando posesión del lugar, convirtieron el momento en algo para recordar. 

En el fragor de la tormenta el capitán no perdió su compostura, pero en un momento dado pudimos percibir un ligero tono de preocupación en sus palabras "entrad en el camarote", nos dijo... 

Ayudé a la princesa a acomodarse en el interior, pero volví mi mirada hacia el capitán para ponerme a su disposición en lo que pudiera necesitar, tal vez para tirar y ajustar los cabos. 

Los minutos iban transcurriendo y la lluvia, y un frío demoledor, consiguieron bloquearme y hacer que mis músculos no reaccionaran a mis órdenes, aunque tampoco estoy seguro de si funcionaba la máquina de las órdenes... 


Después de la tormenta...


Después de la tormenta, siempre viene la calma, en este caso acompañada de una bella puesta de sol y unos Gin Tonics.

viernes, 20 de marzo de 2015

Sentidos






¿Como hablar de las sensaciones, las emociones y lo que percibimos a través de los sentidos? Los que hemos sido afortunados y podemos disfrutar de todos ellos, tenemos ante nosotros un mundo apasionante por descubrir, un mundo de colores, de sonidos, de aromas y olores embriagantes, además de formas, texturas y el tomate frito de la Abuela Ana. 
A veces he pensado, ¿si tuviera que prescindir de alguno de mis sentidos? Ya sé, nadie prescinde voluntariamente de algo así, pero intentad imaginarlo por un momento...

¿Tienes claro cuál elegirías?





Si pruebas a vendarte los ojos para realizar cualquiera de las actividades que realizas habitualmente, te sorprenderás de la dificultad que entraña, pero... puede hacernos más conscientes de lo afortunados que somos, de lo que tenemos, y tal vez recordemos, de alguna manera, lo que podríamos ser, o al menos lo que fuimos en otro tiempo, si es que alguna vez lo fuimos.

Parece ser que con la llegada del "estado de bienestar", algunas personas han perdido, de alguna manera, el contacto con la realidad y la percepción de lo que somos, y la suerte que tenemos.

Normalmente tendemos a no valorar aquellas cosas de las que disfrutamos con naturalidad y asiduidad, sin esfuerzos, que forman parte de nuestra zona de confort, por eso tal vez sería bueno hacer una especie de "ejercicios sensoriales", para intentar profundizar más en lo que somos.  




jueves, 19 de marzo de 2015

El viento frío del norte






Todavía recuerda aquel día..., el que la conoció...

Su aura y su sonrisa, casi adolescente, le trasladaban a otro lugar.

Iniciaron algo nuevo, algo bello, comenzaron una vida,

el camino era incierto..., pero se dejó llevar.


Con el tiempo, aprendió a amar y descubrió otro mundo, otras sensaciones...,

un universo de emociones para el que no estaba preparado,

hasta que..., el viento frío del norte llegó, sin avisar...

y su pequeño gran mundo desapareció, sin apenas comenzar.


El camino se hizo extraño, nunca pensó que el vacío pudiera llenar tanto,

pero el destino está escrito, y solamente el Amor y la brisa de la comprensión

podría llevarle a aquel bello lugar del cuento

donde el mundo se detenía y lo contemplaban los dos.



Al atardecer






lunes, 16 de marzo de 2015

Los Guardianes del Bosque Sagrado





Ha transcurrido tiempo ... mucho tiempo ...,

desde que los primeros pobladores habitaron estas tierras.


Recuerdo, en los orígenes, los valores elementales que transmitían los Guardianes:

el respeto, la constancia, el sacrificio, la ilusión, la alegría, la tolerancia, ...

eran tiempos felices.


Ahora, sumido en el vacío y la decadencia, les recuerdo con nostalgia.

Busco en el horizonte, cada día, la fuerza necesaria para respirar

y una luz que me inspire e ilumine mi camino,


quiero vivir...




Los sueños y el océano







Los sueños y el océano se hicieron compañeros de viaje,

pero el océano no entendía de justicia y pedía un alto precio.


Ellos querían ser como nosotros, vivir como nosotros, y algunos,

incluso sobrevivir, pero no sabían que a este lado no les queremos.


No lo entienden... pero ¿quién lo entiende?






martes, 3 de marzo de 2015

"Horizontes Lakoma, la ciudad que habito"



La Asociación Lakoma Madrid presenta la Exposición de arte solidario  "HORIZONTES, Lakoma  La ciudad que habito".

La Exposición se presenta en el Centro Cultural Eduardo Úrculo del Ayuntamiento de Madrid y permanecerá abierta del 4 al 31 de marzo de 2015, siendo el acto oficial de presentación el día 9 de marzo a las 11 horas.


Para esta exposición, Lakoma cuenta con la colaboración de 61 artistas de reconocido prestigio, que nos presentan sus obras enmarcadas en un fin solidario y con clara vocación de encuentro entre lo social y el mundo del arte.