miércoles, 11 de noviembre de 2015

En La Pedriza


Textos Wikipedia

La Pedriza es una zona de gran interés geológico, paisajístico y deportivo situada en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama a la que se accede desde Manzanares el Real, un municipio ubicado en el noroeste de la Comunidad de Madrid. Este canchal berroqueño es el mayor conjunto granítico de Europa y en él se agrupan numerosos riscos, paredes rocosas, arroyos y praderas.




Las acciones mecánicas que se han ejercido sobre estas rocas durante millones de años han conformado formas muy curiosas y atractivas, sobre todo para los escaladores, ya que cuentan con cerca de mil vías de escalada y de todas las dificultades. El senderismo es otro deporte muy practicado en La Pedriza. Prueba de ello es la afluencia masiva de gente que hay durante muchos fines de semana.



Las 3.200 hectáreas que ocupa aproximadamente La Pedriza están dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, el espacio protegido más grande de la Comunidad de Madrid. En esta zona abundan los matorrales mediterráneos, como la jara, y otros propios de la alta montaña, como el piorno. La fauna también es rica, especialmente en aves rapaces y reptiles.



El adjetivo "Pedriza" se refiere a una zona pedregosa. Dicha palabra proviene del término "piedra", el cual deriva de la palabra latina petra. A esta zona se le ha asignado este nombre porque en ella abundan y se concentran las formaciones rocosas llamativas. A La Pedriza se le conoce también como "La Pedriza del Manzanares" debido a que el río Manzanares bordea este lugar. Hasta aproximadamente el siglo XX, esta zona era conocida por los pastores y transeúntes como "Las Pedrizas".



La Pedriza se ubica en la mitad este de la vertiente sur del cordal de Cuerda Larga, perteneciente éste a su vez a la Sierra de Guadarrama. Esta zona tiene una superficie aproximada de 3.200 hectáreas y asciende desde los 890 metros (altura del embalse de Santillana) hasta los 2.029 metros de los riscos de las Torres de la Pedriza, los cuales se acercan a la línea de cumbres de Cuerda Larga. Al oeste está limitado por la garganta del Manzanares, por donde transcurre el río Manzanares, y al este por el Arroyo del Mediano y el Hueco de San Blas.




Personalmente, en mi etapa madrileña he tenido una relación especial con estos lugares. Al principio recuerdo que mi vida cambio cuando conocí a un grupo de personas que escalaban y frecuentaban estos lugares. Ellos eran Mika, Mónica, Toño, Esther, Manolo y otros... con los que, por estos lugares, aprendí que la vida se podía vivir de muchas maneras, y tu podías elegir... Pasé unos dos años de mi vida con ellos muy interesantes, pero ya sabes... luego cada uno tira por un lado....

También por estos lares tuvo mi hijo sus "primeras experiencias" con la montaña, aunque debo reconocer que no le marco mucho y ha resultado bastante más urbano (que tampoco está mal).




No hay comentarios:

Publicar un comentario