lunes, 1 de febrero de 2016

Me detuve a tu lado



A veces, sólo a veces, me detengo a tu lado

cerca, muy cerca, sólo a veces...




El día que te vi por primera vez, el viento guiaba mis pasos

y la bruma de otoño envolvía mis pensamientos, mis sueños...



Profundos ojos negros, reflejan la tristeza de mi ser,

pero cuando apareces ante mi mirada, algo cambia...



Apenas dos metros..., tu quietud me agrada, pareces segura,

pero sólo soy un caminante sin rumbo, sin horizontes...



Ahí estoy, frente a ti, sin decir palabra, solamente mirándote,

mientras tu, un poco rígida, haces caso omiso de mi sentimientos...




En nada llegará el invierno, el frio y largo invierno, y volveré a verte

a estar cerca de ti, a imaginarte y soñarte de camino a casa...



Pero sé que un día pasaré y no estarás, solamente existirás en mi recuerdo,

y tú, perdida entre la marabunta, añorarás aquel sentimiento que tuviste cerca...



Cerca, muy cerca, sólo a veces...



Caminando una tarde cualquiera, por un lugar cualquiera.

A veces, sólo a veces, me detengo a tu lado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario