miércoles, 30 de marzo de 2016

Tu tienes el reloj, yo tengo el tiempo...



No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles...

Nací en un campamento nómada touareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier. Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo

- ¡Qué turbante tan hermoso...!

- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando através de ella.

- Es de un azul bellísimo...

- A los touareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados...

- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?

- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos naturales. El azul, para los touareg, es el color del mundo.

- ¿Por qué?

- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

- ¿Quiénes son los touareg?

- Touareg significa "abandonados", porque somos un viejo pueblo nómada del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

- ¿Cuántos son?

- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este pueblo.

- ¿A qué se dedican?

- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en un reino de infinito y de silencio...

- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?

- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.




- ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?

- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre.... Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

- ¿Sí? No parece muy estimulante. ..

- Mucho.. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas... Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

- Saber eso es valioso, sin duda...

- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?

- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

- ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?

- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...

- Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...

- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté... Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua... y sentí ganas de llorar.

- Qué abundancia, qué derroche, ¿no?

- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso...

- ¿Tanto como eso?

- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi madre murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

- ¿Qué pasó con su familia?

- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar frente a su casa... Entendí: mi madre estaba ayudándome...

- ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?

- De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito.. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo...

- Y lo logró.

- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

- ¡Un tuareg en la universidad. ..!

- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra... Aquí, por la noche, miran la tele.

- Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?

- Tienen de todo, pero no les basta. Se quejan. ¡En Francia se pasan la vida quejándose! Se encadenan de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.

- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde...

- Fascinante, desde luego...

- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor... La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor...

- Qué paz...

- Aquí tienen reloj, allí tenemos tiempo



Entrevista realizada por VÍCTOR-M. AMELA a: MOUSSA AG ASSARID.

the Peak





lunes, 28 de marzo de 2016

Un día es un día





Puertas

 
 
Pincha sobre el enlace de abajo
 
 

Ilusiones


  
Estás ahí, y de repente...
 ha nacido otra flor...

Es preciosa, es diferente,
tiene un color especial...

Redemption song

 
 

Bob Marley

 
Canciones de redención

Viejos piratas, si, me robaron
Me vendieron a los barcos mercantes
Unos minutos después de sacarme
de un pozo sin fondo
Pero mi mano fue hecha fuerte,
por la mano del Todopoderoso
Seguimos adelante en esta generación
Triunfalmente

¿No me ayudas a cantar
estas canciones de libertad?
Porque lo único que alguna vez tuve fueron
Canciones de redención
Canciones de redención

Emancípate de la esclavitud mental
Nadie excepto nosotros podemos liberar nuestras mentes
No tengas miedo de la energía atómica
por que nada puede detener el tiempo
¿Por cuánto tiempo van a matar a nuestros profetas,
mientras nos paramos a un costado y miramos?
Algunos dicen que es sólo una parte de eso:
tenemos que completar el libro

¿No me ayudas a cantar
estas canciones de libertad?
Porque lo único que alguna vez tuve fueron
Canciones de redención
Canciones de redención
Canciones de redención

Emancípate de la esclavitud mental
Nadie excepto nosotros podemos liberar nuestras mentes
No tengas miedo de la energía atómica
por que nada puede detener el tiempo
¿Por cuánto tiempo van a matar a nuestros profetas,
mientras nos paramos a un costado y miramos?
Algunos dicen que es sólo una parte de eso:
tenemos que completar el libro

¿No me ayudas a cantar
estas canciones de libertad?
Porque lo único que alguna vez tuve fueron
Canciones de redención
Estas canciones de libertad
Canciones de libertad

 

miércoles, 23 de marzo de 2016

Objetivos




A veces, sólo yo. Imaginado por Arwen





A veces. Sólo yo…
Respiro y siento el aire
que llena mi espíritu de fuego


A veces. Sólo yo…
Huyo hacia esos rincones
donde mi vida desaparece en sueños


A veces. Sólo yo…
No sé dónde esconder la ira,
a dónde mandar el miedo


A veces. Sólo yo…
Grito en un aullido sordo
que inunda lo que deseo


A veces. Sólo yo…
Porque no queda nada,
Ni mis propios restos.


Sólo un latido incesante
que me agita, me revuelve,
me deja exhausta y sin aliento.







Bill Fay


Be not so Fearful


No estés tan nervioso, no seas tan frágil
alguien cuida de ti, no fracasarás
No estés tan nervioso, no seas tan frágil
No estés tan nervioso, no seas tan frágil


No te arrepientas tanto de lo que has hecho
Tienes que olvidarlo. Ya está hecho
Cuando despiertes, descubrirás que puedes correr
no te arrepientas tanto de lo que has hecho


No estés tan nervioso, no seas tan frágil
No temas tanto, no seas tan débil
Alguien cuida de ti, no descarrilarás
no temas tanto no seas tan débil
no temas tanto no seas tan débil


No te arrepientas tanto de lo que has hecho
Tienes que olvidarlo. Ya está hecho

Cuando despiertes, descubrirás que puedes correr
No te arrepientas tanto de lo que has hecho
No te arrepientas tanto de lo que has hecho


 


Textos de Wikipedia

Bill Fay es un cantante, pianista y cantautor de Inglaterra.

Su primer sencillo, "Some Good Advice"/"Screams in my Ears", fue editado por el sello Deram en 1967, seguido por dos discos, Bill Fay en 1970 y Time of the Last en 1971. Los discos vendieron muy poco, y Deram rescindió el contrato de Fay justo después de la edición de su segundo disco. Los discos originales de Fay, editados por Deram, fueron reeditados en 2005 en formato de CD. 

A pesar de regresar al estudio de grabación a finales de los 70, el disco que siguió a Time of the Last Persecution no salió hasta enero del 2005. Titulado Tomorrow, Tomorrow & Tomorrow, el disco fue interpretado por el Bill Fay Group y editado por el sello Durtro Jnana. En 2004, el sello británico Wooden Hill editó una recopilación de grabaciones caseras grabadas entre 1966 y 1970 titulada From the Bottom of an Old Grandfather Clock.

El grupo estadounidense Wilco ha interpretado la canción "Be Not So Fearful" en conciertos en directo y Jeff Tweedy, el vocalista del grupo, también la ha cantado en el documental I Am Trying Break Your Heart: A Film About Wilco. Fay salió a escena para interpretar esta canción con el grupo cuando dieron conciertos en Sheppherds Bush Empire en 2007 y en Union Chapel, Islington en 2010, ambas presentaciones en Londres. Además, una interpretación de "Pictures of Adolf again" del productor y músico Jim O'Rourke y Glenn Kotche, el baterista de Wilco, aparece en la película "United Red Army" de Koji Wakamatsu. La canción que da título al disco "Time of the Last Persecution" se convirtió en un clásico en los conciertos de Current 93, el grupo británico de Apocalyptic folk.

En el 2010, el sello Coptic Cat editó el nuevo disco de Fay titulado Still Some Light.






Inadaptados




"Hay una raza de hombres inadaptados,

una raza que no puede estarse quieta;

rompen los corazones de sus parientes y amigos,

mientras vagan por el mundo a su albedrío.

Recorren las llanuras,navegan sin rumbo en los ríos

y escalan las cumbres de las montañas.

Llevan en su interior el sino de la sangre gitana

y nunca aprenden a descansar."


Robert Service
Los hombres inadaptados




martes, 22 de marzo de 2016

Cuatro









Vestigios del falso héroe

perdido en la llanura

todavía

hoy el viento

nos trae sus recuerdos

recuerdos que inundan los espacios abiertos

y nos alientan

a recorrer esos caminos de gloria

que esperan en algún lugar

nuestro andar fatigado.


martes, 15 de marzo de 2016





Sueño con ella...

puedo imaginar su sabor

su pasión

su cálida sensualidad



Entre mil te reconoceré

por tus formas

por tu manera de ser

por esa pasión contenida que me das



Sueño con ella...

conozco su color

que forma más bella

¿será esto a lo que llaman Amor?



miércoles, 9 de marzo de 2016

Puentes




Yo dibujo puentes
para que me encuentres:

Un puente de tela,
con mis acuarelas…

Un puente colgante,
con tiza brillante…

Puentes de madera,
con lápiz de cera…

Puentes levadizos,
plateados, cobrizos…

Puentes irrompibles,
de piedra, invisibles…

Y tú… ¡Quién creyera!
¡No los ves siquiera!

Hago cien, diez, uno…
¡No cruzas ninguno!

Más… como te quiero…
dibujo y espero.

¡Bellos, bellos puentes
para que me encuentres!

Poema de Elsa Bornemann